Cómo mejorar la comunicación en las relaciones

Tips para la comunicación con la pareja

Muchas parejas terminan sus relaciones porque no encuentran un entendimiento. Esta falta de comunicación lleva a peleas, rabia y resentimiento. Usted puede prevenir problemas de comunicación en sus relaciones si practica algunos de los siguientes consejos. Si puede aplicar algunas de estas ideas va a poder evitar problemas de comunicación con su pareja. Es increíble como pequeñas cosas como ser escuchar, o notar algo bueno en la otra persona puede mejorar su relación.

Las relaciones en general pueden ser difíciles. La comunicación es muy importante en las relaciones pero la misma ha sido tomada muy a la ligera, sin darnos cuenta que su importancia radica en el hecho de que nos ayuda a crecer.

Muchas parejas terminan sus relaciones porque no encuentran un entendimiento. Esta falta de comunicación lleva a peleas, rabiay resentimiento. Los problemas debido a la falta de comunicación son el resultado de:

  1. Hablar mucho y no escuchar;
  2. Utilizar comunicación indirecta que no lleva al punto;
  3. Mostrar una actitud defensiva como ser agresividad
  4. No ser honestos.

Usted puede prevenir problemas de comunicación en sus relaciones si practica algunos de los siguientes consejos:

  • Cuando se communique con su pareja, escuche lo que él o ella tienen que decir, piense antes de responder.
  • Vaya al punto. No hay necesidad de esconder nada. Sea abierto y claro para que no ocurran mal entendidos.
  • Sea honesto y no mienta. La mentira solo lleva a la falta de confianza, duda y resentimiento
  • Trate de ser asertivo. Usted necesita entender a la otra persona, pero también debe expresar sus sentimientos e ideas con claridad. Una relación está formada por dos personas por lo tanto debe haber dos voces.
  • Para mejorar la comunicación en su relación debe existir apertura de ambas partes. Usted puede hacer esto compartiendo sus experiencias, las buenas y las malas. Esto ayudará a que ambos apredan el uno del otro.
  • Cuando surja una discussion, evite comentarios que van a dañar a la otra persona. Esto incluye generalizaciones y desprecios. Si no hace esto, más tarde se sentirá arrepentido de lo que dijo. También es importante que ambos se exalten la autoconfianza y autoestima.
  • Encuentre algo bueno a pesar de lo negativo. Permita que su pareja tenga su espacio propio evitando ser controlador e insistiendo que siempre tiene razón.

Si puede aplicar algunas de estas ideas va a poder evitar problemas de comunicación con su pareja. Es increíble como pequeñas cosas como ser escuchar, o notar algo bueno en la otra persona puede mejorar su relación.

Los 10 principales problemas que deterioran el amor

La práctica clínica psicológica señala que existen 10 principales problemas que deterioran el amor y las relaciones armoniosas de pareja. Estas son:

1.- Las grandes y pequeñas diferencias. Diferencias en objetivo, en intereses y en los hábitos cotidianos que, día a día, van generando una serie sucesiva de conflictos pequeños los cuales provocan, en un sinnúmero de casos, el desamor. Estas diferencias tienen mucho que ver con la relación de competencia y poder entre las partes. Es natural que cada uno de los miembros de la pareja tienda a dominar, en determinado aspecto, al otro, dependiendo de sus propias capacidades e intereses. Sin embargo, de una manera u otra, en cada pareja se establece un intento de liderazgo por cada uno. Lo normal y lo deseable es que se establezca un equilibrio. Por supuesto, a mayores diferencias, más precario será este equilibrio y las posibilidades de desavenencias aumentan.

2.- La pareja se extiende. El advenimiento del embarazo genera en algunos casos disgustos y decepciones, generalmente con el primer hijo y cuando el nuevo miembro de la familia fue producto de una gestación no deseada. Muchas veces el embarazo impide el cumplimiento de objetivos de estudio económicos y obliga a cambiar los intereses y metas de la pareja.

3.- La insatisfacción sexual, producto generalmente de disfunciones sexuales no tratadas. Algunas parejas -algunas encuestas indican más del 30 %- conviven sin tener una plena sexualidad y, lo que es peor, sin comentárselo entre ambos. Tampoco buscan ayuda profesional.

4.- La comunicación negativa. Nos referimos, en primer lugar, a los eternos pensamientos paranoicos que algunos tienen, en el sentido de que piensan que su pareja, de una u otra forma, les va a hacer daño. Por ejemplo, si la pareja está callada porque simplemente está pensando en algún suceso del día, el pensamiento paranoico provoca reacciones como ésta: “Debe estar callado(a) porque está enojado(a) conmigo”. Otro es el pensamiento negativo, donde siempre creen algunos que todo les sale mal, o que tienen una autoestima muy baja. No importa lo que haga la pareja, nunca estarán satisfechos. Sólo ven lo negativo, nunca lo positivo. Otro aspecto de la comunicación negativa es la falta de atención entre los miembros de la pareja: “¡Nunca me escuchas!”.

5.- Las distintas etapas del amor también generan problemas a la pareja. La primera crisis ocurre generalmente al tercer año de relación, cuando decae la etapa que llamaremos pasional, donde tiene una gran importancia el dedicarse el uno al otro. En este momento, cada miembro de la pareja, comienza a pensar en los otros objetivos y metas que le reclama la vida.

6.- ¿Quién se ocupa del hogar? La distribución de las cargas de las tareas del hogar, siempre genera conflicto. En la actualidad, las mujeres demandan igualdad en las labores caseras y los hombres, generalmente se resisten a aceptarlo.

7.- Otro problema son papá y mamá, o dicho de otra forma los problemas que generan las familias de cada miembro de la pareja.

8.- La infidelidad y los celos. Esta circunstancia genera un profundo resentimiento en la pareja burlada. Sin llegar a la infidelidad, de igual manera, los celos son un factor de perturbación en el amor.

9.- La carga del medio ambiente. Nos referimos a los problemas que significan para la pareja el que uno de los dos consuma drogas o alcohol. Los “amigos” que sonsacan a la uno de los miembros de la pareja. El llegar “tarde” y los “almuerzos”. El status social, etc.

10.- Por último -no podían faltar- los problemas económicos: ¿En qué gastaste el dinero?… Todo lo que tú haces es gastar.

Estas son las principales razones por las cuales las parejas dejan de serlo si no saben manejar las situaciones. Sin embargo, no es difícil aprender a resolverlas.

Como podemos apreciar, todos los problemas tienen algo en común: se pudieron prever si la pareja se hubiese conocido bien antes de lanzarse al agua. Lo que ocurre es que muchas parejas comienzan la vida en común prácticamente engañándose mutuamente. Es decir, él le hace ver a ella lo que él cree que a ella le gusta, y ella le muestra a él lo que piensa que él desea. Este trabalenguas es la clave, cuando la pareja se conoce y siente la atracción inicial hará todo lo que pueda por lograr profundizar la atracción y tratar de establecer una relación. En esta primera etapa, cada uno tratará de complacer al otro lo mejor que pueda. Por ejemplo, si él aprecia que a ella le gusta la música barroca, muy probablemente, aunque a él le fascine la salsa o sea rockero, aparentará que le encanta la música clásica y así sucesivamente. Ambos estarán mintiéndose piadosamente hasta lograr la mutua conquista. El problema radica en que cuando comienzan a vivir en pareja, se descubren como dos perfectos desconocidos en muchas áreas.

Por otra parte, no tomamos conciencia de la importancia de establecer una vida en común. Cuando alquilamos un apartamento firmamos un contrato. Cuando compramos un televisor moderno, una computadora, o cualquier artefacto electrónico, antes de prenderlo leemos cuidadosamente las instrucciones para saber usarlo. No obstante, cuando de establecer pareja se trata, a pesar de ser el acto más importante de nuestra vida, no firmamos ningún acuerdo ni leemos las instrucciones de cómo es el otro.

Casi que nos condenamos a fracasar o dejamos todo en manos del amor y del azar, que la vida venga como venga.

Cuando firmamos cualquier contrato, siempre tienen cosas buenas y malas. En el contrato de alquiler, es bueno tener apartamento, es malo pagar todos los meses. Es bueno disfrutar de un vehículo, pero muy pesado pagar las cuotas. Así son todos los contratos.

Las parejas tienen que saber que deben establecer las reglas de juego y el Acuerdo -o Contrato- de la Pareja. Esta es la clave fundamental del amor, más allá de “contigo pan y cebolla”.

De manera que, hay que hacer un acuerdo y para lograrlo, tenemos que comenzar por conocernos en profundidad.

Articulo copiado de: Inteligencia Emocional

Que hace a un matrimonio feliz?

Imagen

Hay mucho que queremos y no obtenemos de nuestros matrimonios. Nuestras relaciones de pareja no son perfectas y quisiéramos recibir más…

Pero para recibir hay que aprender a pedir, procurar que la relación sea como de amigos, en las que nos escuchamos y hablamos las cosas. Debemos dar y escuchar si queremos ser recibir y ser escuchadas. Si lo logramos disfrutaremos más de nuestra relación.

Hombres y mujeres necesitamos sentirnos amados, ambos buscamos amor en la pareja. Las mujeres lo sentimos como primordial, pero no es algo exclusivo de nosotras.

Al igual que la mujer, el hombre necesita sentirse respetado, el hombre cuando llega a su casa necesita también sentir que hay alguien que lo espera y que lo considera importante y digno de atención, la misma que como mujeres pedimos.

Matrimonio y amistad:

Una de las claves que pueden ayudar es una relación de pareja o matrimonio es ser “buenos amigos”, valorando y respetando las necesidades de ambos, pensando siempre en “lo que es importante para ti, es importante para mí” y de esa manera, ambos puedan sentirse amados.

Es muy importante hablar, pedir, comunicar, pero es igual de importante dar y escuchar. La mujer por naturaleza se dedica a su hogar, al cuidado de la casa, de los hijos, que la comida esté preparada, pero muchas son las veces que pensamos que todo eso es suficiente, pensamos muy constantemente “doy todo de mí y a cambio no recibo nada”.

Es posible que al comienzo de la relación no lográsemos establecer los derechos y obligaciones que tendríamos cada uno dentro de la pareja o matrimonio; sin embargo nunca es tarde para poner en práctica las acciones “mágicas” que pueden salvar un matrimonio en lugar de dejar que este se deteriore:

La comunicación es una de ellas, pero hay que mantener presente que la comunicación no es lo mismo que discutir y pelear, muchas veces queremos ser escuchados con ataques verbales, con insultos y ofensas que sólo agravan una situación que puede tener arreglo si ambos hacemos uso de la paciencia, tolerancia y sobretodo, poniendo de manifiesto el deseo de mantener a la familia unida.

Es importante escuchar para ser escuchadas y es igualmente necesario para trabajar juntos y resolver los problemas, comprometerse ambos para que los dos se sientan satisfechos con la posible solución al conflicto sin que ninguno de los dos se sienta presionado a aceptar el punto de vista del otro. Muchas son las “brechas” que conviene cerrar antes de que se conviertan en un abismo imposible de sortear. Si en lugar de pensar, “si no me habla, yo tampoco lo haré” y dejan pasar los días sin acercarse el uno al otro, sin buscar la total reconciliación, sin “reparar” la ofensa emocional para tratar de remover los sentimientos de enojo escuchar y hablar para no construir un muro de silencio y resentimientos.

El matrimonio es nuestro santuario, donde las dos partes comparten los mismos derechos y las mismas obligaciones, haremos de nuestra casa “el mejor lugar del mundo” compartiendo y respetando los gustos y preferencias del otro; no porque a ti te gustan las rosas, a tu pareja no le pueden gustar las lilas, descubramos juntos las necesidades de ambos, el afecto físico, palabras de aliento y apoyo, ayuda en las tareas del hogar, sin olvidarnos que pasar buenos momentos juntos, también es importante.

Si nos empeñamos en aprender a pedir y a dar disfrutaremos de una vida en pareja agradable y duradera.