El Desamor

Dicen que las mayores locuras son por amor. Si estás sufriendo un desamor por una ruptura o porque esa persona “no te hace caso” debes tomártelo con calma. El amor es algo hermoso si no se convierte en necesidad. Cuando mezclas amor con deseo y necesidad, se convierte en un cóctel explosivo.
Nunca y repito NUNCA debes dejar de sonreír. ¿Sufres un desamor? Debes estar feliz… disfrutar de esa experiencia. Ahora sufres porque quieres tener a esa persona a tu lado y no es posible. Es como querer acariciar a alguien detrás de un cristal. Quieres… pero no puedes. Debes tener paciencia. Es más fácil que todo se rompa si tensas la situación, que si permaneces tranquilo.
Permite que todo en tu vida fluya. Que aquellos que quieran estar a tu lado, vengan a ti. Y los que quieran irse, déjalos marchar. Amas a una persona y le das lo mejor de ti… Si después de todo, quiere alejarse ¿Crees que es saludable empeñarte en que debe estar contigo?
Estás muy bien cómo estás y no necesitas estar en pareja para sentirte totalmente completo. Si decides tener pareja será para caminar por la vida juntos, enriqueciéndose mutuamente. Si vives con ansiedad, si lloras, si desesperas… ¡No has entendido el mensaje!
Recibe todo lo que te haga sonreír. Desecha los pensamientos negativos. Vive en calma y con una profunda confianza. Siempre piensa que algo bueno llegará y tendrá tus iniciales grabadas.Autor: Jorge Álvarez Camacho

En Silencio

Guardo silencio porque con el tiempo comprendí que es el mejor lenguaje, 
Mi mejor frase la mantienen cautiva mis labios.

Suelo refugiarme en el tiempo, en pensamientos lejanos, 
Porque mis sueños de libertad se refugian en océanos, montañas y amaneceres distantes.

Saboreo mis lágrimas, a veces dulces a veces saladas y amargas, porque simbolizan mi pasión y derrota, las caricias caídas y las memorias perdidas.
Gritos sordos e invadidos ante la ansiedad de deseo.

En tus manos me refugio sumisa, delirios con lunas, caminos y cuentos perdidos.

Cruzo pensamientos en tinta y papel con la ilusión de permanecer inmortal y eterna, tan callada y presente perpetua ante la muerte.

Daniella Henriquez

@GDaniellaHIsava