La caricia es la flor

Que florece por el cariño
Es flor de miel y pasión
de la tierra del corazón

Los cariños que son sembrados a la luz del dia,
de noche se transforman en caricias …
De los cariños y cuidados
de la caricia dependerá el resultado del amor

Las caricias ,transforman ,
a la sed y al hambre , en pasión
El cariño es quien protege al corazón
e irriga de atracción al buen amor.

Las caricias sin cariño ,
son como un beso sin ardor, ,
como un abrazo sin calor ,
es como amar sin amor.

Es simplemente fingir
y no hacer el amor
Cariños, caricias y pasión
Consagran al placer y al amor

Es la más pura excitación del corazón
Joe’A
Traduccion Eileen

Personas como tú

Son pocas las palabras

para poder expresar

como son las personas como tú

pero haré una breve descripción.Las personas como tú

poseen una personalidad definida.

tienen el alma limpia,

sonríen con el corazón

porque llevan la sinceridad en el alma.

Las personas como tú

son nobles de corazón y de palabras,

cariñosas y llenas de sentimiento de amor.

Amor que lo da todo a cambio de nada

porque actúan de corazón

y su mano izquierda

no sabe lo que hace la derecha,

es decir no se acuerdan

del favor que hacen

porque nada cobran.

Las personas como tú

son serenas en el alma

sus acciones son limpias

y no necesitan de nadie

para decir lo que sienten

porque actúan con lealtad

poseen la virtud y el valor

de que jamás hacen nada

a espaldas de nadie

no aparentan nada

porque su alma es tan transparente

que no necesitan de ningún espejo

para tener doble cara.

Las personas como tú

son como el horizonte

brillan con luz propia

porque su imagen

es tan nítida

como los rayos de sol

que iluminan el alba.Finalmente las personas como tú

es muy difícil de encontrar

porque poseen una

personalidad muy definida

porque así lo demuestran

son todo amor y sentimiento.

Dios quiera que existan

muchas personas como tú.

 

Si amar fuera fácil

Si amar fuera fácil… no habría tanta gente amando mal, ni tanta gente mal amada.

Si amar fuera fácil… no habría tanta hambre, ni tantas guerras, ni gente sin apellido.

Si amar fuera fácil… no habría niños en las calles sin tener a nadie, no habría orfanatos porque las familias serenas adoptarían más hijos, ni hijos mal concebidos, ni esposas mal amadas, ni prostitutas, nunca nadie negaría lo que juró en el altar, ni habría divorcios jamás.

Si amar fuera fácil… no habría ladrones, y las mujeres embarazadas no abortarían, ni habría asesinos, ni precios exorbitantes, ni los que ganan demasiado, ni los que ganan de menos.

Si amar fuera fácil… no habría soldados, pues nadie agrediría.

El amor es un sentimiento que depende de un “yo quiero”, seguido de un “yo espero”. La voluntad es rebelde, el hombre, un egoísta que maximiza su “yo”. Por eso, el amor es difícil. Jesucristo no jugaba cuando nos mandó a amar. Y, cuando murió amando, dio la suprema lección: No se ama porque es fácil, ¡Se ama porque es preciso!

Solamente tenemos una vida para vivirla en amor, en responsabilidad. De nosotros depende si elegimos ser felices o no, esa decisión es solo nuestra. La vida se construye de recuerdos; recuerdos que se graban en el alma y se recuerdan en nuestra vejez, ¿tú qué tipo de recuerdos quieres para tu vida?

Lic. Gerardo Rangel Guzmán

He soñado…

He soñado contigo, sin saber que soñaba….
En la gran chimenea crepitaban las llamas, la tarde se movía detrás de la ventana. 

Te he visto en mis sueños como un fantasma, alto junco ceñido al aire de mi alma. Te he visto ennoblecido por estrellas lejanas, turbado con la fiebre de mi propia nostalgia.

Sobre la alfombra quieta, te sueño arrodillado. Te sueño como a un príncipe de los cuento de hadas, como a un vikingo rubio con escudo de plata.

Quiero quererte mucho hasta quedar exhausta, ¡que bien sentirme siempre Dios mío enamorada! me da miedo el vacío que me queda en el alma, el frío que me hiela cuando el hechizo pasa.

Yo quiero amarte mucho con un amor sin pausa, con un amor sin término como los Dioses aman, como los astros, como las bestias y como las plantas.

Siento celos del leño que acaricia la llama igual me abrazarías si tu me 
acariciaras!

Expandiendo el Amor

Si podemos reconocer que todos somos espejos unos de los otros, entonces tenemos que recordar que este es un camino de ida de vuelta: los demás nos reflejan aspectos de nosotros mismos, pero nosotros también hacemos lo mismo con los demás.
Elegir qué queremos reflejar en los otros es una decisión importante, que deberíamos tomar con sumo cuidado y consciencia.
Poder reconocer y apreciar lo mejor de cada persona es un acto de Amor hacia ti mismo, pues “el otro” en realidad no existe, sino que es apenas una extensión de ti.
Somos todos Uno, y según la manera como nos relacionamos con quienes nos rodean, estamos reflejando el modo como nos tratamos a nosotros mismos.
No se trata de negar u ocultar las limitaciones o posibles “fallas” -propias o ajenas-, sino de potenciar lo bello, lo sabio y luminoso.
Donde ponemos nuestra atención, aquello crece, se expande y aumenta. Por eso si aprecias de corazó n las cualidades positivas de los demás, les ayudas a que crezcan, a que se amen y acepten, y les motivas a que sigan dando lo mejor de sí mismos.
Ellos entonces te devuelven ese reflejo, y así, entre todos, vamos creando un mundo donde reinan el Amor, la unión, el respeto y la paz.
¿Qué pasa si alguien insiste en proyectarnos su “oscuridad”? En esos casos podemos seguir reflejándole lo mejor de sí mismo. Las personas que sólo proyectan críticas, juicios, y te “atacan” de alguna manera, son aquellas que no reconocen su propia belleza y no se aman a sí mismas. Entonces a veces lo adecuado es seguir nuestro camino, con aceptación, perdón y desapego. Y aún así podemos guardar a esa persona en el corazón, y seguir enviándole Amor…

De todos modos, tarde o temprano descubrimos la verdad: las limitaciones, los errores y las fallas no existen, pues son apenas ilusiones creadas por nuestra mente.
Somos Amor, y en la medida en que lo descubras en ti mismo y que se lo reflejes a los demás, vamos percibiendo entre todos que esta es la única realidad posible.

Enriqueta Olivari.

El Desamor

Dicen que las mayores locuras son por amor. Si estás sufriendo un desamor por una ruptura o porque esa persona “no te hace caso” debes tomártelo con calma. El amor es algo hermoso si no se convierte en necesidad. Cuando mezclas amor con deseo y necesidad, se convierte en un cóctel explosivo.
Nunca y repito NUNCA debes dejar de sonreír. ¿Sufres un desamor? Debes estar feliz… disfrutar de esa experiencia. Ahora sufres porque quieres tener a esa persona a tu lado y no es posible. Es como querer acariciar a alguien detrás de un cristal. Quieres… pero no puedes. Debes tener paciencia. Es más fácil que todo se rompa si tensas la situación, que si permaneces tranquilo.
Permite que todo en tu vida fluya. Que aquellos que quieran estar a tu lado, vengan a ti. Y los que quieran irse, déjalos marchar. Amas a una persona y le das lo mejor de ti… Si después de todo, quiere alejarse ¿Crees que es saludable empeñarte en que debe estar contigo?
Estás muy bien cómo estás y no necesitas estar en pareja para sentirte totalmente completo. Si decides tener pareja será para caminar por la vida juntos, enriqueciéndose mutuamente. Si vives con ansiedad, si lloras, si desesperas… ¡No has entendido el mensaje!
Recibe todo lo que te haga sonreír. Desecha los pensamientos negativos. Vive en calma y con una profunda confianza. Siempre piensa que algo bueno llegará y tendrá tus iniciales grabadas.Autor: Jorge Álvarez Camacho

La gente que me gusta Mario Benedetti

Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla,
que no hay que decirle que haga las cosas,
sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace.
La gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños
se apoderan de su propia realidad.

Me gusta la gente con capacidad
para asumir las consecuencias de sus acciones,
la gente que arriesga lo cierto por lo incierto
para ir detrás de un sueño,
quien se permite huir de los consejos sensatos
dejando las soluciones en manos de nuestro padre Dios.
Me gusta la gente que es justa
con su gente y consigo misma,
la gente que agradece el nuevo día,
las cosas buenas que existen en su vida,
que vive cada hora con buen ánimo
dando lo mejor de sí,
agradecido de estar vivo,
de poder regalar sonrisas,
de ofrecer sus manos y ayudar generosamente
sin esperar nada a cambio.Me gusta la gente capaz de criticarme
constructivamente y de frente,
pero sin lastimarme ni herirme.
La gente que tiene tacto.

Me gusta la gente que posee sentido de la justicia.
A estos los llamo mis amigos.
Me gusta la gente que sabe la importancia
de la alegría y la predica.
La gente que mediante bromas
nos enseña a concebir la vida con humor.
La gente que nunca deja de ser aniñada.
Me gusta la gente que con su energía, contagia.
Me  gusta la gente sincera y franca,
capaz de oponerse con argumentos razonables
a las decisiones de cualquiera.Me gusta la gente fiel y persitente,
que no desfallece cuando de alcanzar
objetivos e ideas se trata.
Me gusta la gente de criterio,
la que no se avergüenza
en reconocer que se equivocó
o que no sabe algo.La gente que, al aceptar sus errores,
se esfuerza genuinamente
por no volver a ocmeterlos.
La gente que lucha contra adversidades.
Me gusta la gente que busca soluciones.

Me gusta la gente que piensa y medita internamente.
La gente que valora a sus semejantes
no por un estereotipo social ni cómo lucen.
La gente que no juzga ni deja que otros juzguen.
Me gusta la gente que tiene personalidad.

Me gusta la gente capaz de entender
que el mayor error del ser humano,
es intentar sacarse de la cabeza
aquello que no sale del corazón.
La sensibilidad, el coraje, la solidaridad,
la bondad, el respeto, la tranquilidad,
los valores, la alegría, la humildad,
la fe, la felicidad, el tacto, la confianza,
la esperanza, el agradecimiento, la sabiduría, los sueños,
el arrepentimiento y el amor para los demás y propio
son cosas fundamentales para llamarse GENTE.
Con gente como ésa,
me comprometo para lo que sea
por el resto de mi vida,
ya que por tenerlos junto a mí,
me doy por bien retribuido.