Tips que harían del amor algo más fácil

Por:YANNINA THOMASSINY

El amor es muy complicado porque nos hemos impuesto reglas que interfieren con el gozo y la libertad. Suponiendo que nuestra perspectiva cambiara, ¿qué pasaría si nos quitáramos estas ideas de encima?, seguro el mundo fluiría con facilidad. Soñemos un poco:

1- No agregarse a Facebook

La gran mayoría de los pleitos novieros son por las redes sociales. Tenemos un concepto equivocado de exclusividad. Queremos vigilar a quién agregan, con quién conviven y hasta quién escribe en su muro. Es completamente absurdo. Nuestra pareja no llegó a nuestras vidas sin un historial previo. Ya no estamos en 1820.

Si no nos tuviéramos que agregar todo sería más sencillo. Recuperaríamos el 50% de nuestro tiempo. No más stalkear, no más hacer perfiles secretos.

2- No pelar las dobles palomitas de Whatsapp

Si no hiciéramos caso de esta indicación de mensaje checado y no checado nuestros niveles de estrés se reducirían en un 80%. Dejaríamos de reclamar atención cuando están ocupados y no tendríamos malviajes sobre si nos están evadiendo o no.

3- Amigos(as) del sexo opuesto bienvenidos

Quién sabe quién nos dijo que las amistades del sexo opuesto, después del noviazgo quedan prohibidas. Tener pareja no significa contrato de exclusividad amistosa. Ser fiel es punto y aparte.

Si no tuviéramos celos de los(as) amigos(as) del sexo opuesto seríamos libres y no sufriríamos con chaquetas mentales innecesarias.

4- Bye a las suegras

Hay quienes tienen una suegra increíble, pero el otro 90% no. Así que imaginar que no existieran es maravilloso. Evitaríamos pleitos por compromisos a los que no queremos asistir, criticas que no queremos escuchar y corajes porque su familia no resulta lo que queríamos que fueran.

5- Detalles sin importancia

Siempre queremos recibir cosas que no llegan. Presentes que nos llenen de ilusión y felicidad y si la pareja no lo hace peleamos.

Si estos no importaran ahorraríamos mucho dinero, tiempo y esfuerzo. Dejaríamos de ser parte de una sociedad consumista que basa sus relaciones en objetos materiales. Aprenderíamos a darle valor a lo que realmente tiene valor y nos dejaríamos de jaladas.

6- La forma física en segundo plano

Cuantas veces hemos desperdiciado oportunidades increíbles por dejarnos llevar por el físico. Existen personas con gran potencial ocultos bajo un físico no tan atractivo. Si dejáramos de pensar en el cuerpo como objeto de deseo nuestro horizonte tendría más posibilidades. Sería más fácil conseguir pareja y vivir sin inseguridades.

El sexo sería más desinhibido y sin preocupaciones.

7- No anhelar una boda

Formalizar siempre ejerce presión, freakea a la pareja y llena la cabeza de miedos. Si no tuviéramos que cumplir con estos requisitos sociales no gastaríamos en una fiesta ni nos estresaríamos por el qué dirán. Aunque debemos aceptarlo, todos amamos las bodas y queremos que nuestros amigos nos sigan invitando.

8- Compartir sin límites

La liberación femenina y la igualdad de género no estarían involucrados con este tema, porque a final de cuentas no tienen nada que ver. Es muy incómodo ver quién paga qué o si uno cooperó más que otro. Todo sería más sencillo si el dinero de los dos fuera de los dos. ¿Saben cuántos problemas evitaríamos?, ¿cuántos divorcios se ahorrarían? Votamos porque este sea el punto número uno.

9- Dejar ser

Tratamos de que nuestra pareja se convierta en todo lo que nosotros somos. Queremos que sean educados, respetuosos y llenos de principios morales. El grave error es que peleamos por tratar de corregir lo que son y no entendemos que la gente no cambia. Si dejáramos de intentar que nuestra pareja sea un clon nuestro, los videojuegos, la toalla tirada y los hábitos alimenticios no serían problemas. ¡Qué felicidad!.

10- No contar los meses

Que belleza dejarnos de preocupar por la fecha en la que vivimos, por no tener tiempo para comprar regalos o por ser cada día más originales. Dejar de contar meses es la solución a todos nuestros problemas. Seríamos más alivianados y menos ridículos, suena muy ñoño eso de: “llevo 2 meses, 3 días y cuatro horas con mi gordito”. ¡Auxilio!.

La importancia de los gestos

Al igual que las posturas del cuerpo, los gestos pueden indicar señales positivas o negativas tales como: interés, atracción e invitación, o por el contrario,disconformidad, antipatía y rechazo.

Cuando tratamos de ligar es importante ser consciente de estas pistas no verbales, tanto para poder interpretarlas en el lenguaje del cuerpo de nuestro interlocutor/a o controlando y enviando mensajes con nuestros propios gestos.

Durante una conversación los gestos son usados principalmente para animar, clarificar, o puntualizar lo que hablamos; o también para mostrar nuestra conformidad con lo que otra persona está diciendo. En un encuentro para ligar, la cantidad de gesticulación, las direcciones de los gestos y la coordinacion de los mismos puede indicar el grado de interés y de atracción de tu compañero/a hacia ti.

Primera pista: la intensidad de los gestos

La cantidad de gesticulación que acompaña a la conversación varia ampliamente según las diferentes culturas (los italianos suelen decir que se puede silenciar a un italiano atándole sus manos detrás de la espalda), e incluso dentro de una misma cultura, algunas personas se expresan a través de los gestos mucho más que otras. Generalmente, sin embargo, alguien que está interesado en ti estará más vivo y animado en una conversación, utilizando más los gestos cuando habla con el fin de llamar más tu atención, así mismo responderá bien con sus gestos para mostrar interés cuando tu hables.

De la misma manera, intentarás captar la atención de tu pareja, realzando lo que hablas con gestos apropiados: moviendo las manos o la cabeza ligeramente al final de las frases, utilizando movimientos de las manos descendentes para poner énfasis en un punto, proyectando lo que estás diciendohacia tu compañero/a con movimientos de las palmas de las manos abiertas. Cuando tu compeñero/a está hablando, también puedes responderle positivamente con movimientos de la cabeza afirmativos, levantar las manos en señal de sorpresa, o hasta dándole una señal con un silencioso y simpático “aplauso” de aprecio.

Gestos con la cabeza

Los investigadores han averiguado que los movimientos de cabeza (asintiendo) pueden ser utilizados para regular las conversaciones:

  • Si haces un único movimiento de cabeza mientras tu compañero/a está hablando ese acto es una sencilla muestra de estar atento, lo que contribuirá a mantener el flujo de comunicación con la persona que habla.
  • Un doble movimiento de cabeza cambiará el ritmo al que habla la otra persona, generalmente acelerando el flujo de la conversación.
  • Un triple movimiento, o movimientos únicos o lentos a menudo interrumpirán el flujo de conversación totalmente en su conjunto, confundiendo al que habla tanto que incluso parará a mitad de su discurso.
  • Por tanto, si desea expresar interés y mantener a su compañero/a hablando contigo, introduce breves y únicos asentimientos con la cabeza.

Gestos de nerviosismo o confianza 

También es útil que vigiles los gestos que indican ansiedad y nerviosismo, tales como agarrarse o cogerse ambas manos o frotárselas. Como regla general:

  • Gestos o movimientos de manos dirigidos hacia el propio cuerpo de la persona que habla (conocidos como movimientos proximales) son propios de personas nerviosas y con ansiedad
  • Gestos o movimientos de manos que se dirigen hacia fuera del cuerpo (movimientos distales) se consideran signos de confianza y seguridad.

Vigilando estas señales puedes controlar la impresión que estás provocando utilizando gestos de “movimientos distantes” que indiquen mayor confianza.

Gestos sincronizados como técnica para ligar

Como con las posturas del cuerpo la mejor forma de atraer y la mayor armonía se alcanza con gestos que están sincronizados con la otra persona. Esto es, cuando los movimientos de una persona están repetidos o reflejados en la otra. Es fácil darse cuenta de que esa tendencia se da de forma natural en dos personas que se gustan mutuamente o que se encuentran a gusto juntas.

Si se observan las parejas de enamorados en un bar o un pub se verá que ellos frecuentemente tienden a levantar sus bebidas y tomar un trago al mismo tiempo, y otros tantos movimientos y gestos de sus cuerpos tenderán a estar igualmente sincronizados. Los psicólogos llaman a esto “sincronía interaccional” 0 “baile gestual” y algunos de los resultados de sus investigaciones muestran que el momento de gestos sincronizados puede ser extraordinariamente preciso a un ritmo de fracciones de segundo.

Aunque esta sincronización generalmente pasa sin esforzarse de forma consciente, se puede utilizar como técnica altamente efectiva como “técnica para ligar”. Si ves que la conversación no fluye fácilmente, o tu y tu compañero/a se sienten torpes e incómodos el uno con el otro, trata de ser más sensible con los gestos de tu compañero/a y las posturas y movimientos del cuerpo, y refleja esto en tu propio lenguaje corporal.

Si tu compañero/a empieza de forma espontánea a sincronizar el lenguaje de su cuerpo y sus gestos con el tuyo, esta es una señal de que se siente cómodo/a contigo. Sin embargo, los hombres deberían evitar interpretar esta señal como “interés sexual”. Si se hace, las mujeres pueden reducir esa sincronización para evitar esa impresión masculina, adoptando posturas “más cerradas” y utilizando evitar gestos que están asociados específicamente con el comportamiento de “flirtear”.

En algunos experimentos, los movimientos del pelo o de la cabeza están entre los gestos que más frecuentemente practican las mujeres y que están considerados como “flirteo sexual” combinados con cruces de piernas frecuentes y movimientos destinados para llamar la atención sobre sus senos.

Amor de lejos

Muchas veces me pregunto ¿Se podrá mantener viva la llama de este amor al alejarme de ti? medito y doy vueltas al asunto, y llego a considerar dos opciones y es que, o tu amor es suficientemente racional, para pensar que es poco probable que lo nuestro traspase las barreras de la distancia, o que simplemente tu amor no es lo suficientemente grande, para esperar y ser paciente.

Me llenas de dudas y miedos, pues veo que la ansiedad es más fuerte que tú, que al irme caes en cuenta “que no me amas como decías”.

Eso hiere este corazón enamorado que te ofrezco, que al volver vuelves en ti, dices amarme nuevamente y ello perturba mi alma de manera inquietante.

Que debo hacer entonces, como puede mi lejanía hacerte ver que realmente no me amas, como puede mi cercanía hacerte ver lo contrario, yo siento exactamente lo opuesto a ti, yo siento amarte y perderme con mas fuerza al no tenerte cerca de mi, mas al verte todo ello se calma y paso a una fase de serenidad.

Que nos pasa entonces, quien tiene razón en todo esto, solo se una cosa, el amor de lejos lastima nuestros seres, cambia muchas cosas, Dios sepa darme entendimiento pues me es difícil a veces hacerlo.

Colaboración de Robert
Perú

¿Eres un santo o un pecador en el amor?

Es más fácil, que un pecador ame a otro pecador, que un santo a un pecador.

El pecador comprende la imperfección humana. Sabe que no es perfecto y no pide perfección en el otro. Solo pide respeto y amor.

Pero el santo…

Exige perfección en su pareja. Porque es perfecto.

De forma contradictoria, las personas más imperfectas, son las que más insisten en cambiar a los demás. Compruébalo en tu círculo de amistades.

“A ese señor, si no fuese tan santo, sería más fácil convencerlo de que anda equivocado”.

Santa Teresa

Las relaciones entre semi-dioses y humanos nunca han funcionado. En la Biblia, menciona cuando los ángeles bajaron del cielo y tomaron esposas entre los seres mortales. Y eso creó hijos que fueron conocidos por abusivos y malos. Y una enorme multitud de problemas. Esto es solo un ejemplo de los muchos que existen en la mitología, de que este tipo de relaciones no funcionan.

Y recuerda que los dioses están en el cielo, tu…

En la Tierra.

Si tienes actitudes de “santo” reconsidera tus circunstancias. Pon lo pies bien firmes en la tierra y toma conciencia de que también eres imperfecto. Y también puedes amar a un pecador. Porque no se ama lo perfecto. Se ama lo auténtico y verdadero.

Deja de seguir juzgando a tu pareja. Déjala ser y déjate ser.

Y tu…

¿Eres santo o pecador?

Colaboración de Edgar Martínez
México

El amor existe

Hoy quiero hablar del amor, del amor que buscamos, del amor no correspondido, del amor que vive en nosotros, del amor que seremos…

El amor es un sentimiento inmenso que rompe con barreras y límites, invade pensamientos y emociones, genera paz y tranquilidad en el alma, crea ilusiones y sueños, es un suspiro profundo, es llorar de alegría y de tristeza, es valorar al ser amado, es dejarlo libre cuando todo ha terminado, es compenetrar en un todo, es luchar por la felicidad mutua, es un espacio de ensueño..

Es excelso que el amor surja de ambos, pero es difícil cuando no hay esa identificación mutua. Cuando uno ama y uno no pertenece al otro, y cuando te buscan y uno está en su propio cobijo. Es existir en un ciclo de comprensión, espera y tiempo. Es entender que en ese lapso son tú, él, el entorno, tus metas, sus quimeras, el momento… Ni uno, ni el otro están errados. Ambos son únicos y especiales, sólo es el instante de ese encuentro y el universo presente de cada uno.

Es disfrutar los minutos de hoy y anhelarle buenos segundos si ya no estuviera a tu lado en un futuro.

El amor existe y debes vivirlo cuando llega a ti. No hay otra época, es HOY.

Si hoy es tu espacio gózalo y sino, espera paciente porque se te recompensará inmensamente.

 

Colaboración de Nadia Villaverde
México

Por qué duele amar…

A veces entregamos nuestras vidas por alguien que no sabe ni siquiera que es lo que quiere.

Le damos lo mejor; nuestro tiempo, nuestra mas tierna mirada, nuestros pensamientos, nuestro amor. Dejamos de ser nosotros mismos para ser de esa persona solamente.

Y lo mas increíble de todo, es que ni siquiera lo valoran. Entonces porque amamos con locura, para que amar si nos rompen el corazón, si nuestra vida se vuelve un mar de lagrimas ¿Para que amar si tu cielo se vuelve gris?

¿Por qué nos utilizan y nos echan a un lado si amamos con el alma y damos lo mejor que podemos dar? todo sin espera de nada imposible. Solo esperamos una muestra de amor y cariño, un abrazo, un te amo, o tal vez un gracias o, “eres importante”.

Son tantas cosas que nos ocurren que es difícil de creer…

A veces tenemos alguien bueno en nuestras vidas que nos los da todo.

Siempre esta presente cuando la necesitamos, nos brinda amor y nos demuestra que somos importantes para ella. Nos dedica tiempo. Esa persona nos ama tanto que da su vida para que seamos felices…

Pero tal vez andamos tan ocupados con nuestros amigos y pensando en divertirnos que la ignoramos y no nos damos cuenta del bello ángel que esta en nuestras vidas…

Si te cae el sello piensa las cosas bien. Un gran amor no se consigue todos los dias. Es muy difícil encontrar a alguien que te acepte tal cual eres, te de libertad y confianza…

No permitas que eso tan especial que tienes a tu lado se vaya; por que tal vez estas en las de vacilar ahora; pero luego te va a ser falta y nunca mas estará a tu lado…

No es cuestión de chiste ni tripeo ni nada de eso. No importa lo que digan los demás, por que esa persona a la que tal vez has hecho a un lado por tus amigos se siente herida y muy ignorada.

Piensa todo lo que has vivido con ella. Nunca es tarde para darse cuenta de nuestros errores pero acuérdate que el tiempo es mal amigo

Suerte y cuiden lo que tienen.

Colaboración de Karen La Colora

Discusiones en la pareja

¿Cuáles son los principales motivos por los que discuten las parejas?

Las discusiones en pareja son necesarias ante los desacuerdos, lógicos entre dos personas, con el fin de negociar soluciones ante los problemas o expresar opiniones aún con distintos puntos de vista. La pega es que hay parejas que no saben discutir, no se escuchan, no se centran en las soluciones, sino en buscar culpables y defender sus respectivas posturas, a veces de forma agresiva (enfadados, gritando, irónicamente…) así cualquier tema en el que haya desacuerdo, por nimio que sea, es susceptible de provocar discusiones destructivas donde lo importante es ganar al otro. En general, la familia política y la educación de los hijos son temas de discusión recurrentes en las parejas que acuden a terapia para mejorar su relación.

¿Quién suele ceder antes en la pareja, el hombre o la mujer? ¿Por qué?

Suele ceder el más inhibido, el que huye de los conflictos o convive con una persona con un estilo de comunicación más agresivo. No es cuestión tanto de sexo como de personalidad. El que cede acaba con la discusión, aunque no llegue a un acuerdo satisfactorio, a corto plazo cesa la situación que vive de forma aversiva, pero a medio o largo plazo la insatisfacción ante su cesión pasan factura, la discusión puede volver a darse y la frustración y el malestar en la relación se afianzan ante su incapacidad para discutir de forma constructiva.

¿Por qué nos cuesta dar el primer paso a la hora de pedir perdón?

Nos cuesta pedir perdón cuando creo que la culpa no ha sido mía, si culpo al otro del agravio y no me responsabilizo de mi parte de culpa. El enfado tras la discusión y el orgullo no facilitan ese paso. A veces no somos conscientes del dolor causado o creemos que la otra parte exagera. A veces no nos han enseñado a hacerlo o denota una clara falta de compasión, arrepentimiento o empatía.

Y al mismo tiempo, a veces también nos cuesta mucho perdonar. ¿Por qué?

Nos cuesta perdonar cuando ha sucedido lo mismo muchas otras veces o lo que nos han dicho o hecho no estoy dispuesto a perdonarlo. Quizás no hay que perdonarlo todo. A veces perdonamos en el momento, otras es cuestión de tiempo, hay que dar tiempo para el perdón y facilitarlo con arrepentimiento e intención de enmienda.

¿Podría darnos algunos consejos y pautas para facilitar una reconciliación?

Dar un tiempo a que el enfado se pase, no ser orgulloso y  no dejar que un malentendido o desacuerdo ponga en duda una relación con otras muchas cosas buenas. Enfadarte con quien quieres es normal, nos enfadamos con nuestros padres y hermanos, cómo no hacerlo con nuestra pareja. Lo importante es reconciliarse y analizar en frío qué ha pasado, en qué hemos fallado y tratar de corregirlo para que no vuelva a pasar. Ser humilde y aceptar nuestros errores, respetar el enfado del otro y darle tiempo a que esté preparado para perdonarnos y hablar de lo ocurrido.

 ¿Se puede aprender de las reconciliaciones? Es decir ¿es posible que la pareja salga reforzada de una crisis/reconciliación?

Si aprendemos de ello, mejoramos nuestra forma de comunicarnos, expresar desacuerdos y enfados, la pareja sale reforzada y preparada para solventar mejor el próximo  malentendido o desacuerdo. Si no aprendemos ni cambiamos nada, podemos dejar de sacar temas importantes por no discutir, pero que no se resuelven, sino que se acumulan hasta que salen de mala manera y/o en un mal momento, haciendo imposible negociar ni resolver nada.

Y al revés, después de una crisis fuerte y a pesar de una reconciliación, ¿las parejas pueden quedar “tocadas”? ¿en qué sentido?

A veces, tras muchas discusiones, sufrimiento y peleas la pareja deja de sentirse atraída, respetada y querida, haciéndose cada vez mayor la insatisfacción y el deterioro de la pareja. Esta incapacidad de resolver conflictos o respetar y aceptar distintos puntos de vista o necesidades son caldo de cultivo para la infidelidad y la separación.  Si no hay perdón la crisis no se supera.