Reflexiones de Pareja

No busques otros pozos, sino ahonda el tuyo. Cuando creemos que el amor se ha secado, no busquemos amor fuera del matrimonio.

No permitas que llegue la noche sin haberte reconciliado con tu conyuge para estar nuevamente en paz y contentos.

Al discutir tratemos de ponernos en los zapatos del otro, tratando de entender y sentir con el otro.

No te enfoques en lo que tu conyugue no hace por ti, sino en lo que puedes hacer por tu conyuge. Cuando aprendes a dar y dar sin medida y sin esperar nada a cambio, es cuando mas recibes.

Mas que pensar en lo que debe cambiar tu conyuge, medita en lo que puedes cambiar tu.

Nunca te canses de decir Te quiero o Te Amo. Porque amar es descubrir siempre en el otro, virtudes y cualidades novedosas.

Tu cónyuge es un regalo de Dios.. se lo dijiste hoy?

Cuando te enamoras llamas a tu cónyuge con una palabra tierna. Han creado un lenguaje propio? Llamas a tu cónyuge con un nombre cariñoso?

Recuerda que no te casaste para sentirte pleno, sino para compartir tu plenitud con el ser amado.

Dejale una nota de amor a tu conyuge donde menos se la espere… seguro que iluminaras su dia.

Los defectos de tu conyuge díselos a tu almohada… sus virtudes, gritaselas al mundo

El cultivo diario del amor conyugal se manifiesta en respeto y comprension por el otro. Estos gestos diarios les llevan a culminar su dia en un abrazo intimo, gozoso y abierto a la vida.

Cultivar el espiritu de oracion, conquistando con mi conyuge la oracion diaria. Los esposos que oran unidos permanecen unidos.

Rompamos la rutina diaria y busquemos hacer algo nuevo que reencante a nuestro matrimonio, dandole nuevo brillo y atractivo a nuestro amor. Sorprende a tu conyuge con un regalito debajo de la almohada.

Reservemos tiempo para estar juntos: Un paseo, una oracion, una actividad comun, un juego, una pelicula… Nada nos une tanto como hacer cosas juntos.

Amar significa saber decir: Lo siento. Es decir, conocerme a mi mismo como sujeto de equivocaciones, de desaciertos, de desamores.

No somos islas solitarias en medio del oceano. Cultivemos el nosotros, planeando juntos lo que queremos y anhelamos. Ya no somos dos, sino uno solo.

Cristo es la roca firme donde construimos nuestro hogar. Cuando tenemos a Dios en nuestro matrimonio, nuestra relacion se vuelve mas estrecha, especialmente en tiempos dificiles.

No tomes decisiones apresuradas, cuando estas enojado. Piensa en un balde con lodo y agua agitada; jamas podras ver el fondo, pero si esperas con paciencia, lo veras todo con mayor claridad.

Nunca reveles las confidencias de tu pareja. La confianza es dificil de recuperar.

Las palabras tienen poder. Por ello, habla a tu conyuge palabras de bendicion no de destrucción.

El perdon rompe las cadenas del rencor. Libera tu matrimonio perdonando

El Matrimonio confiere gracias especialisimas sobre los conyuges… conocelas, utilizalas y disfrutalas

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s