El verdadero amor no muere

Quiero compartir contigo que lees mis líneas,
aunque no te conozco, aunque estés en otro espacio lejano… quiero compartir mi agonía,
porque tal vez sea la que experimentaste alguna vez en tu vida, y se que al encontrarte con mis letras, el viento me traerá tu compañía.

Durante año y medio compartí con él, a pesar de que tengo una numerosa familia, seis hijos, me di la oportunidad de volver a amar, de ilusionarme, de saber que después de un arduo día de trabajo, o de estudios, alguien me espera para aliviar mi cansancio, para decirme “te estaba esperando”.

Me acostumbré a estar pendiente, a organizar mi tiempo, entre mis hijos, mi trabajo y él, y cada día sentía que estaba dando lo mejor de mí.

Mi familia no lo aceptaba, pero yo lo amaba, y tuve que explicarlo muchas veces… para nada, solo para sentir que no valió la pena, porque inesperadamente me di cuenta de que hacía tiempo buscaba las palabras para terminar con lo nuestro. Y yo le ahorré ese momento… entregándole la llave de su apartamento.

Como duelen las despedidas querido amigo, y me uno al Club de los despechados, pero eso si, solo por tiempo limitado.

Porque la vida es muy hermosa, incluyendo el amor real, si no es él ¡Qué mas da!

El verdadero amor no muere, solo mueren las ilusiones y los caprichos.

Colaboración de Nilde Mendoza
Venezuela

 Fuente:http://www.tubreveespacio.com/reflexiones-01may05/el%20verdadero%20amor%20no%20muere.htm

1 comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s