Como mantener el amor

Muchas personas creen imposible triunfar en sus relaciones afectivas. No importa cuánto éxito puedan haber alcanzado en otros aspectos de su existencia, sus vidas amorosas son un capítulo aparte.

Aunque una relación pueda comenzar maravillosamente, siempre existe el temor de que surjan dificultades que cambien los sentimientos. Cuando esto ocurre, cuando las cosas se alteran, como naturalmente ocurre, se preguntan “¿qué ha ido mal? ¿qué pasó con el amor?”

Nada ha ido mal. El cambio es natural e inevitable. No significa que el amor haya muerto. Esta idea equivocada sobre el amor demuestra que no conocemos el amor verdadero o cómo hacerlo crecer a pesar de los altibajos. Para tener éxito en el amor, debemos comprender los hechos inherentes a él.

La pareja perfecta:

Cuando nos enamoramos, creemos haber encontrado a la “persona perfecta”. Proyectamos en ella innumerables cualidades y ocultamos sus defectos. Muchas personas sienten que finalmente han descubierto a aquél que les dará el amor y la aceptación que han buscado toda la vida.

Ésta es una demanda demasiado pesada para una persona. Cuando nuestra pareja no cumple con esta demanda, sentimos que nos ha fallado. Pero lo que en realidad nos causa dolor son las exigencias irreales que le hemos hecho.

Consejo 1:

Revise con cuidado sus expectativas acerca de su pareja. ¿Se está preparando usted para el fracaso?
Comprenda que nadie puede darle todo lo que necesita para sentirse completo. Usted debe saber quién es en realidad y aprender a sentirse bien con usted mismo. Ante todo, usted debe convertirse en su mejor amigo para sentirse satisfecho con otra persona.

Cuando surge la realidad:

Otro motivo de decepción surge cuando, luego de un tiempo, la realidad se instala en la vida amorosa. Descubrimos cosas sobre nuestra pareja, vemos aspectos que no habíamos notado antes. Para algunos es difícil seguir creyendo que ésa es la persona de sus sueños. Comienzan a surgir dudas y preguntas.
A menudo sentimos el deseo de “cambiar” a nuestra pareja para que cubra nuestras necesidades.
Pero deténgase un momento y piénselo bien: la otra persona no existe sólo para cumplir sus sueños y necesidades. Eso no es amor; es utilizar a otro como un objeto para satisfacer los propios deseos. Y esto le causará dolor.

Consejo 2:

Nadie debe cambiar para que usted lo ame. Ni usted debe cambiar para merecer el amor de otra persona. Nunca se cambia lo suficiente como para complacer al otro. Para mantener vivo el amor, debe aprender a querer y aceptar a su pareja y a usted mismo tal como son.

Amar es un verbo:

Crece, se abre, cambia. Se desarrolla a través de nuestras acciones, no importa lo que sintamos momentáneamente. Los caprichos son pasajeros, un pico al que muchos se hacen adictos.

“Un sentimiento que ahora está presente y al minuto siguiente desaparece, no es amor”. (Kabir)

Pasos para llegar al amor:

He aquí algunas acciones que podemos realizar para que nuestras relaciones afectivas crezcan fuertes y felices. Están basadas en verdades simples sobre el amor. Si construye su relación sobre esta base, la verá prosperar.

1) Tómese un momento para examinar lo que ocurre frente a sus ojos. Analice qué espera de su pareja. Considere si sus exigencias son razonables. Hay quien siente que no puede amar a alguien si no satisface todas sus necesidades. Esta demanda le pone obstáculos para conseguir lo que desea. Deponga alguna de esas exigencias. Para empezar, déjela de lado al menos durante un día (recuerde que puede retomarla cuando quiera). Vuelva a intentarlo un día más. Cuanto más tiempo lo practique, más feliz se sentirá. Y dejará lugar para nuevas posibilidades y nuevas satisfacciones.

2) Deje de jugar. Mucha gente se queja de que no es amada. La razón es que pierde tanto tiempo “jugando” con su pareja, que ésta nunca sabe con quién está tratando o qué necesita en realidad. Descubra a qué está jugando con su pareja, y qué juego espera que ella juegue con usted. Vea si está enamorado de la otra persona o del juego que ambos están jugando ahora mismo. Abandone los juegos y sea usted mismo. Usted merece amor tal como es. Los juegos se interponen en su camino.

3) La posesividad es otro obstáculo en la construcción del amor. Absorber a nuestra pareja hace que no se sienta libre para ser quien es y para crecer. Otórguele a su pareja tiempo y espacio para sí misma. Cuando él / ella deba marcharse, déjelo marchar. No interprete esto como una experiencia de rechazo o pérdida. Dele espacio para crecer y desarrollarse. Esto siempre se interpreta como un acto de amor. Cuanto más libres dejamos a los demás, más libres nos volvemos nosotros mismos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s