Cansada De Besar Sapos y Morder Manzanas (1)

Siempre al final de una relación, la cual no dejo con el corazón deshecho y el cerebro congestionado, nos hacemos la misma estúpida pregunta sin respuesta de todos los tiempos ¿ Por que siempre me pasa lo mismo?, si divagamos un poco entre las posibles respuestas con las que puedes excusarte en ese momentos la mas común de ellas y clásico de todos los tiempos “Todos los hombres son iguales”  entre otras respuestas similares ilógicas y sin sentido que no alivian en nada nuestros pesares.

Después de muchas investigaciones y serios análisis al respecto, la verdad ha sido revelada una vez mas, pude determinar  que el problema de como enfrentan las mujeres las relaciones de pareja y el fin de las mismas, son los esquemas que vieron de esas relaciones cuando niña, es decir los cuentos de hadas son lo culpables de todas las lagrimas que has botado hasta ahora.

Esta teoría de los cuentos de hadas no es nueva, no estoy inventando el agua tibia, existen ya muchas discusiones sobre como nos afectaron los maravillosos cuentos de Disney  que nada tienen que ver con las verdaderas historias de los hermanos Grimm o Charles Perrault en la manera de enfrentar la vida amorosa.

Pues si bien los cuentos de hadas influyeron también es lógico culparnos a nosotras mismas por creerlo e intentar sacar de las paginas el “felices por siempre” y plasmarlo en la vida real sin preguntarnos los ¿como? y los ¿Por que? de ese “felices para siempre” , y para descifrar paso a paso y tocar todos los tópicos que se derivan de los cuentos de hadas infantiles comenzare por el mito principal besar sapos.

El mito del sapo embrujado que se convierte en príncipe producto de un verdadero beso de amor, es este la base de todos los cuentos de hadas y  ha rondado en nuestras cabezas desde la prehistoria, nos hemos implantado un chip de búsqueda satelital para encontrar bajo cielo y tierra al bendito príncipe de nuestros sueños y en eso pasamos la vida repartiendo nuestro corazón y gastando nuestros besos de amor con cuando sapo se nos pasa por enfrente, los cuales eventualmente no se convierten en príncipe y a eso le sumamos el hecho de tiempo gastado en vano tratando de convertirlo a la fuerza en nuestro prototipo ideal y al final nos desilusionamos con el resultado, volviendo a la búsqueda infinita y así sucesivamente en un circulo vicioso de fantasia infructuosa.

No describiré el cuento ya que las mujeres se lo saben de memoria, pero si haré  una reseña de lo que este significa, el sapo representa lo que nadie quiere ser ya que, ser feo, verde y lleno de moco no es nada agradable, la moraleja del cuento es enamorarse de alguien no por si exterior si no por lo que lleva dentro, es decir el príncipe. Esta moraleja inaplicable en la modernidad de manera literal suena hermosa, el valorar los sentimientos y dejar de lado el aspecto físico es realmente encantador.

Pero la manera aplicada es incorrecta ya que ninguna de las mujeres que buscan sapo,  se van con sapos feos, se van con sapos galanes que ya parezcan príncipes que le ofrezcan villas y castillos, con la esperanza de que este sapo decida quedarse solo con ellas, ya que los sapos de la actualidad no se quedan sentados esperando a sus princesas, salen a buscarlas y como saben que tienen poder gracias al engaño de ser supuestos príncipes, pues van probado de boca en boca como las niñas pasan de sapo en sapo.

Para desmontar el mito, no existen en el mundo real sapos magicos, nadie ha comvertido a tu principe en sapo, no busques mas sapos, busca principes directamente y ahorrate el trabajo, tampoco tu eres una princesa sin importar lo que te digan tus padres, no lo eres, después de haber aceptado ese hecho (pasaras horas llorando), entenderás que eres una mujer madura o no tanto pero una mujer, seguramente muy guapa e inteligente, así que puedes buscar a un hombre guapo e inteligente para empezar a escribir tu propia historia.

Los hombres no se vuelven perfectos de la noche a la mañana, de hecho nunca son perfectos, ya que nadie lo es, bajar un poco tus aspiraciones de príncipes y convertirlas en posibilidades reales, no significa rebajarte a ti misma, en cambio pasar de sapo en sapo encontrando al príncipe si lo hace.

La moraleja real es : si encuentras a un sapo feliz, quédate con el y se feliz tu también, si no se convierte en príncipe pues que mas da, recuperar la capacidad de sorprenderte con las cosas que no se amoldan a tu esquemas es una cualidad grandiosa y única, podrias maravillarte.

Ningún hombre estará nunca a la altura de tus expectativas, sobretodos si estas son desfasadas de la realidad, no los forces, no los empujes, no les exijas, respeta la totalidad de su naturaleza,  si aprendes a amar los dos lados del sapo puede que resulten mejor que el príncipe

Los hombres no son perfectos, son sapos y seguirán siéndolo, no intentes cambiarlo, disfruta de sus virtudes y ríete de sus defectos y así tendrás el final feliz que tanto esperabas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s