Simplemente Historias: El beso

Cuando aceptas la invitación, estás condenada. Él abre la puerta y ese espacio se convierte en un refugio para los dos.

Te sientas, y él a tu lado. Cuidas tus movimientos, procuras que su atención esté en tus palabras y la tuya en las de él. Se escuchan y por un momento el sonido de sus voces hace un cerco alrededor de ustedes y ya nada más existe. Se internan en un nivel profundo de concentración. ¡Que pase lo que sea allá afuera! Ustedes dos están juntos.

Él te toma de ambas manos y se ponen de pie. De fondo suena “Close to you”… ¿Cómo puedes competir con eso? Tiene rodeadas sus manos en tu cintura, tú en su cuello… sus frentes están una recostada en la otra y sus narices están rozándose. Es inevitable. Why do birds Suddenly appear? Everytime you are near Just like me They long to be Close to you… Y te encuentras sumergida en sus labios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s