Carta a Jacinto Valdez

Barrera 9 de Octubre de 1956

Mi amado Jacinto
Debes venir pronto porque por aquí han empezado a sospechar del baile y del secreto que ni al cura me atrevo a confesar.
Se que me dijiste que no te enviara cartas, y que mucho menos te llamara, pero es que tu me prometiste y como siempre no cumpliste.
Pero esta vez tengo el agua al cuello y pude oír a tu madre cuando decía: “Yo apuesto 10 Ave Marias a que esa ha visto y tocado a la serpiente de un ojo, y que la misma le a picado”. Solo en algo se equivoca es que jamás la vi, pero eso ya no importa porque de la picada pronto se vera la inflación.
Oh Jacinto!, no me falles, porque del dolor de tu falta moriré, y el producto de la picada no disfrutare, porque prefiero morir que saber que tu nunca a tu lado me quisiste tener, Jacinto por favor, que lo que me dice la razón no sea lo que al final envenene mi corazón.
Te amo
Tuya por siempre
Maria D.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s