Mi Ruego. Flora Delmis

Señor, si yo tan sólo te pedí una cosa:
¡amar!, ¡amar! desde una rosa.
Amar, amar, tan sólo yo quería
y convertí el clamor en poesía…

Llegó el amor, Señor,
pero entonces de dolor
mi alma moría.
¡Dolor, dolor, Señor!
Y convertí el dolor en poesía…

Se fué el dolor, Señor…,
y me quedo una herida,
que sangra a veces
y a veces se me olvida…
Olvido, Señor…,
y convertí el olvido en poesía…

Pero el ansia, Señor,
de amar de nuevo
brótame a veces,
pidiendo que regrese
aquel amor
sin dolor,
sin herida,
sin olvido.

¡Un amor, Señor,
tan sólo yo quería,
y convertí mi ruego
en poesía…!

Poetisa venezolana

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s