Amor Fugaz. Gustavo Arévalo Pacheco

Fue su amor tan fugaz… Sólo un momento,
sin mimos, sin pasión, sin falsedad…,
un latido arrancado del tormento
y perdido en oscura inmensidad.

Fue su amor tan fugaz… Sólo un momento;
nunca tuve su mano aprisionada;
fue como pluma que se lleva el viento
a través del espacio y de la nada.

Fue su amor tan fugaz… Sólo un momento;
nunca pude su dicha contemplar…;
un susurro sin luz y sin aliento
cual despedida me dejó al marchar.

Fue su amor tan fugaz… Sólo un momento;
como ave aventurada hacia el azar,
como el viajero que llegó sediento
y posó su mirada sobre el mar.

Fue su amor tan fugaz… Sólo un momento;
su dulzura el silencio evaporó,
“como gota esparcida al firmamento:
diáfana gasa del amor pasó”.

Fue su amor tan fugaz… Sólo un momento;
su fragancia en la brisa se esfumó;
sólo en mi pecho reflejó un lamento…
del ensueño febril que naufragó.

Fue su amor tan fugaz… Sólo un momento,
porque el destino nos cruzó a los dos,
como transcurre el siglo de un momento
cuando lo empaña el vaho de un ¡adiós!

Gustavo Arévalo Pacheco (venezolano)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s