Sita y Rama: Una Historia de Amor Épica

En la literatura espiritual hindú existe el libro del Ramayana, que cuenta las aventuras (y desventuras) de uno de los héroes románticos más perfectos de la historia, Rama y su adorada Sita. Rama es considerado la séptima encarnación del dios Visnú, mientas Sita es considerada la encarnación de la diosa Lakshmi. Rama era un príncipe, amado por su padre, hermanos y pueblo y Sita una muy buscada princesa tibetana. Se conocen de jóvenes, se enamoran  a primera vista y eventualmente se casan.

Sin embargo, la madrastra de Rama, Kausalaya, obliga al rey (debido a una promesa que este había hecho) a desheredar a Rama y a nombrar a su hijo, Baharata, heredero. Para no dejar mal el honor de su padre, Rama promete exiliarse en la selva por 14 años en una especie de retiro espiritual. Sita decide ir con él, a pesar de la oposición de su esposo que quiere dejarle en la seguridad y lujos del palacio. Pero  Sita arguye, diciéndole que una mujer que ama no deja a su esposo solo en momentos de dificultad. Al final, el hermano menor de Rama, Lackshmana, también se une a ellos y los tres parten a lo que podría considerarse un viaje de crecimiento interno. El padre muere de tristeza al día siguiente y el príncipe Baharata llama a su hermano para que herede el trono. Pero  ahora Rama debe honrar la promesa hecha a sí mismo y deja al Baharata a cargo del reino, hasta que sea hora de su regreso

En la selva, el trió vive episodios de felicidad alternados con grandes dificultades, la más grande siendo el secuestro de Sita por parte del demonio Ravana. Rama decide pedir ayuda al Dios Mono, Hanuman, y después de muchas batallas, logran recatar a Sita. Ahora, como ya hemos visto, los mitos siempre presentan varias versiones. En una, el final no es tan feliz. Algunos ponen en duda que Sita se haya mantenido “pura” en las manos de Ravana, especialmente cuando sale embarazada. Rama cree en ella, pero sus súbditos se rehúsan tener por reina a una mujer en “entredicho”. Molesta, Sita decide regresar de donde vino, y desaparece en la tierra, regresando a su estado de diosa. En otra versión (y obviamente mi favorita) Rama y Sita regresan al reino, donde su hermano esta mas que feliz de devolver el trono. Los dioses bendicen a los nuevos reyes haciendo llover flores y Sita y Rama viven felices por mucho años, hasta que es hora de abandonar sus moradas humanas y regresar a sus naturaleza celestial.

Not: en este video de una pelicual sobre Rama y Sita esta la escena en donde se conoce: http://www.youtube.com/watch?v=2qBgoOWFztU&feature=fvwrel

Anuncios

1 comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s