Mi Historia Magica de Amor -Literalmente

Como a todas, a mi también me rompieron mi corazoncito una vez, solo, que un poco más exagerada y melodramática que la mayoría, me tomo 15 años abrirme de nuevo al amor. No fue si no hasta que decidí que estaba lista para amar y ser amada, no por soledad o angustia o aburrimiento, si no porque ya me encontraba en paz conmigo misma, ya me amaba lo suficiente para reflejar ese amor en otro y compartir mi vida con otro y luchar como quien lucha por una carrera o un grado universitario para que el amor funcionara, que una noche cualquiera, con Misia Wiccarencarnada, hicimos un hechizo para abrirme total y sinceramente al amor. A la semana conocí a un inglés tímidón, a los tres meses nos casamos y ya llevamos 8 años en esta aventura. Hemos tenido nuestras altas y bajas, pero puedo decir con honestidad que es mi regalo del Universo, por el cual estoy profundamente agradecida.

Ahora, noten que no le puse un hechizo a esposito, puesto que ni lo conocía; ni pedí que me llegara un hombre así o asao; pedí abrirme al amor, abrirme a las posibilidades del amor, abrir los ojos a las oportunidades del amor, aclarando que estaba lista para compartir porque en lo personal, estaba plena. En el lado practico, ya ni me acuerdo de todos los detalles del hechizo: solo que usamos rosas y velas y siguiendo la tradición de algunos paganos, dimos una ofrenda de sangre para conectar las vibraciones. Antes que vayan a creer que maté a pollitos o gatos, la cosa fue menos drástica: usamos uno de esos aparatos para medir el azúcar que te pinchan el dedo y deje escapar tres gotitas de mi sangre, puesto que era yo la que estaba pidiendo. Eso de estar ofreciendo a otros  como ofrenda no va conmigo, ni creo que con la magia blanca.

Sinceramente pienso que si sientes la necesidad de ofrendar algo a los dioses/energías elementales/universo/divinidad tiene que ser algo verdaderamente tuyo y lo debes hacer con alegría, como quien prepara una preciosa torta de bodas a sabiendas que no la volverá  a ver después de la fiesta. Lo otro que hay que recordar con la magia de amor (o cualquier otra) es que no es solo hacer el ritual, si no de manera  inmediata llevar a cabo acciones en el plano terrenal que afirmen lo que acabas de pedir: salir, pedir ser presentada a alguien, hacer una reunión,  etc. Darte el chance de socializar y abrirte a las oportunidades.

Ahora,  hay que tomar en cuenta, es que no hay persona perfecta. Pero si existe la que mueve algo en nosotros, algo que a veces no tiene nombre pero que normalmente nos inspira a ser mejor, a salirnos de nosotras mismas, a querer dar por dar, más que por recibir. En mi caso, esposito despertó una ternura que jamás había sentido.  Y he aquí gran secreto: cuando encuentras ese algo que diferencia a la persona de los demás, el amor llega no por magia, si no por practica.

Amar se aprende amando. Es una decisión, consciente o no, a reflejar ese amor interno en una persona en particular y a trabajar, con tesón, para que la relación prospere. Habrá momentos buenos y amargos; la relación durará lo que ha de durar, sean tres días o una eternidad. Pero amar no es casualidad, ni un algo incontrolable. Es un regalo que haces a otro, en parte porque hacerlo crea en ti una gran satisfacción y en parte porque sabes, más allá de toda duda, que estas recibiendo un presente de igual valor.

Los amores desesperados, donde no se tiene paz si no se tiene al otro, nacen de la necesidad y el miedo; los duraraderos, aunque tal vez menos coloridos, nacen de la seguridad de saber quienes somos y que esperamos lograr en esta experiencia humana. Así que ayúdate con la magia; mantén tu intención y tu atención, ábrete y confía. Pero primero, trabaja en ti misma, para que estés en ese lugar de amor y plenitud que te devolverá dichos sentimientos recrecidos.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s