Tres Héroes de Película

En las últimas dos historia que he relatado, Gerda y Pedro y Eros y Psique, hemos visto como las protagonistas deben realizar grandes esfuerzos, viajar, arriesgarse y pasar mucho tiempo separadas del objeto de su amor. Así que ahora les toca a los chicos. Para este caso, sin embargo, no me voy a referir ni a la mitología ni a la literatura, si no a esa forma de arte desarrollada en el siglo veinte que se ha convertido, en cierta forma, en un lugar común: el cine.

Para describir al amante osado que hace lo indecible por su amor, no me voy a remontar a las “grandes” historias románticas del celuloide, si no a tres, relativamente modernas, relativamente famosas, pero que dudo que estén escritas en los libros especializados. Ellas son, En Algún Lugar En El Tiempo, Cincuenta Primeras Citas y El Cuaderno.

Recuerdo que la primera critica que leí de Algún Lugar en El Tiempo fue algo así como “bella ella, bello el…hablar mal de esta película es como agarrar a hachazos a una flor.” En ella, un joven y precioso Christopher Reeves se obsesiona con la foto de una joven y preciosa Jane Seymour, cuyo personaje había sido una actriz del siglo 19. Reeves encuentra la manera de viajar en el tiempo para conocerla y los dos se enamoran apasionadamente. Pero un error hace que el regrese al presente (principio de los 80s) y ella espere más de medio siglo para volverlo a encontrar y darle el mensaje que hará que el la busque mas allá del tiempo y el eternidad. Ahhhh….

Cincuenta Primeras Citas es un monumento a la constancia y a la paciencia que el amor verdadero puede despertar en nosotros. Adam Sandler conoce en Hawái a Drew Barrymore y se enamora de ella. Pero el personaje de Barrymore sufre de una rara condición: se olvida de todo lo que ha ocurrido el día anterior. Así que todos los días, por el resto de sus vidas, Sandler debe presentarse de nuevo, enamorarla y hasta casarse con ella – ¡todo en 24 horas! Siendo una comedia romántica la risa está presente, pero la ternura del personaje de Sandler es algo que toca al corazón hasta del neo -neandertal más duro.

El Cuaderno es la historia de dos ancianos que se conocen en una casa de retiro. El caballero está escribiendo una historia de amor ambientada en los albores de la Segunda Guerra Mundial y le lee un poco todos los días a la dama, que sufre de Alzheimer. Ella parece encontrar en el romance de Ryan Gosling y Rachel McAdams algo fascinante, que la ayuda en cierta manera mantenerse en la realidad. Los personajes ficticios se enfrentan a prejuicios de clase, a la separación de la guerra, a confusiones y malos entendidos y hasta a la estereotipada suegra que oculta cartas. Sin embargo, el gran secreto y grandeza de esta película mega-romántica esta el final y por ello no te voy a dar más detalles. Y aunque soy una persona que trata de vivir en la paz y la compasión, si alguien te cuenta el final de esta cinta antes de que la veas, agárralo a golpes, ¡Así sea con una almohada! Pero no te la pierdas. Para mi representa, la esencia del verdadero amor.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s