Julio César, Cleopatra y Marco Antonio.

Estándar

Con tan sólo 18 años, Cleopatra fue obligada a casarse con su hermano menor puesto que éste pasaría a ser el nuevo rey de Egipto, sin embargo ella consideraba que su hermano era demasiado joven para gobernar.
En el año 40 a. de C., Llego a Egipto un gran líder romano al cual se le atribuía gran fortuna y muchas victorias en el campo de batalla, así que rápidamente Cleopatra vio la posibilidad de deshacerse de su esposo- hermano si lograba cautivar con sus encantos a ese apuesto general llamado Julio César,

Rápidamente planeo recibir al general en su barco privado, de noche, a la luz de la luna y con un cielo lleno de estrellas, vistiendo ropas frescas y trasparentes para asegurarse de llamar su atención. La exótica belleza y las atenciones de Cleopatra lo cautivó de inmediato y Julio Cesar no tardó mucho en destituir al hermano- esposo de Cleopatra del trono. Los matrimonios entre hermanos en el Antiguo Egipto eran costumbre en las castas reales pues procuraban mantener el poder encerrado en los clanes familiares.

Existen otras versiones que dicen que Cleopatra para conocer a Julio Cesar se hizo envolver desnuda en una rica alfombra como si fuese uno más de los asombrosos regalos, y César al ver como se desenrolla la alfombra comenzó el amor.

Cleopatra, luego de quedar como exclusiva soberana, se convirtió en la amante de Julio César y todos los relatos que nos han llegado la describen como arrolladora. No sólo pasaban la mayor parte del tiempo juntos, bien en largas fiestas y banquetes reales o en viajes por el Nilo, sino que César única y exclusivamente por amor, entró en una guerra muy complicada en Egipto, contra Pompeyo, en la que puso en peligro el imperio romano.

Lo siguió a Roma y tuvo un hijo con él: Cesáreo. Pero Julio César fue víctima de una traición y fue asesinado en el 44 a. de C., Cleopatra huyó de Roma lo más pronto que pudo puesto que se había ganado la antipatía de muchos, al no tener ni el más mínimo respeto por las costumbre e instituciones romanas.

Por su parte Roma, que no quería perder los territorios de Egipto envía entonces a Marco Antonio, quien con la muerte de Julio cesar se había convertido en el General más importante.

Sin embargo la astucia de Cleopatra para seducir a los hombres volvió a ganarle al poderoso ejército romano, y utilizando su belleza se ganó entonces los afectos de Marco Antonio y con él regresó triunfante a Egipto. Se casaron y esto enfureció a Octavio, sobrino y heredero de Julio Cesar, pues Marco Antonio había rechazado a su hermana en matrimonio.

El amor de Marco Antonio por Cleopatra se impuso, tanto a las súplicas de su primera mujer, Fluvia, que intentó separarle de la reina egipcia hasta su muerte, como al posterior matrimonio con Octavia, hermana de Octavio.

Plutarco, el historiador, cuenta que Marco Antonio

“no estaba en posesión de sus facultades, parecía estar bajo los efectos de una droga o brujería. Estaba siempre pensando en ella, en vez de pensar en vencer a sus enemigos”.
Marco Antonio convivió con Cleopatra y tuvieron dos gemelos, a los que llamaron Alejandro Helios y Cleopatra Celene (Alejandro “el sol” y Cleopatra “la luna”).

Finalmente Octavio envía una flota para luchar contra el ejército de Marco Antonio y Cleopatra, y fue totalmente aplastada y derrotado por las fuerzas de Octavio. Pero durante la batalla, Marco Antonio fue informado de que Cleopatra había muerto al envenenarse, y como se habían prometido que uno seguiría a la muerte al otro, se quita la vida.

Tras sepultar a Antonio, Cleopatra cae en una gran depresión decidida a morir, se hizo heridas en el pecho, llorando ante el cuerpo de Marco Antonio, éstas se infectaron y paso por fiebres muy altas, unido al hecho de que se negaba a tomar alimentos.

Pero un Monarca como Cleopatra pero pronto comprendió la importancia política de sus acciones y viéndose amenazada al saber que Octavio venía en camino intenta repetir la maniobra seduciendo a Octavio, pero los años ya habían pasado y la belleza de Cleopatra había sido víctima del tiempo. Así que negándose a la humillación de compartir el “triunfo” de Octavio, elige la única salida posible, se hizo vestir con sus mejores galas, envió un mensaje a Octavio pidiendo que su cuerpo fuese sepultado junto al de Marco Antonio y se dejó morder por un áspid acabando así con su vida, pero dando inicio a una de las historias de amor más conocidas hasta el día de hoy.

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s